¿A qué te arriesgas si no tienes seguro de hogar?

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

En España se produce un robo cada minuto y 19 segundos en una vivienda y el coste que supone su compensación ronda los 1.494 euros. Aún así, a día de hoy más de 6,6 millones de viviendas no tienen seguro de hogar, una cifra que ha crecido un 13,3% respecto al año anterior. Sin embargo, ¿sabemos realmente a qué nos enfrentamos cuando no estamos asegurados? ¿Conocen los españoles las coberturas de su seguro de hogar y lo que conlleva la responsabilidad civil cuando se produce un siniestro?

Un hogar sin coberturas

Unos 6,6 millones de viviendas españolas han dejado de contratar un seguro en lo que va de año, un 26,6% del total.  Un dato que ha crecido un 13,3%, lo que significa que 782.882 viviendas más (que en el año anterior) carecen de protección. Son datos del último informe elaborado por el conocido comparador de seguros Rastreator.com

El análisis también apunta a que en España las aseguradoras atienden 800 percances diariamente, siendo la mayor parte de ellos siniestros producidos por alguna fuga de agua o rotura de tuberías. Sin embargo y pesar de estas cifras, casi 5 millones de ciudadanos han tenido que pagar la reparación al no tener un seguro.

La responsable de Seguros en Rastreator.com, Itzal Arbide, afirma que “a pesar de que los datos muestran la alta probabilidad de sufrir un siniestro en la vivienda, el 57% de los españoles aún desconoce los riesgos que supone no tener contratado un seguro de hogar”. De hecho, muchas veces los propietarios no son conscientes del gasto que supone una reparación hasta que se enfrentan a ella. Arbide concluye: “Un 8% de los españoles afirma haberse arrepentido de no tener seguro o de no haber ampliado su cobertura”.

Riesgos por no tener protección

Al contratar un seguro hipotecario, la entidad financiera suele incluir un seguro vinculado a la propia hipoteca., pero cuando el piso ya está pagado, los españoles no tenemos la obligatoriedad de contratar una póliza. Ahora bien, si no lo estamos debemos saber a qué nos enfrentamos.

Uno de los principales riesgos es que se produzca un siniestro y tener que pagar su reparación, ya sea en nuestra propia casa o daños a terceros. Por ejemplo, uno de los accidentes más comunes que se producen en los domicilios es una gotera. Arreglarla cuesta de media unos 333 euros, mientras que un seguro de gama básica que cuesta unos 159,20 euros cubriría sin problemas este siniestro. Lo mismo pasaría si somos víctimas de un robo: el coste medio de su compensación es de 1.494 euros cuando una póliza básica también lo cubriría.

La Responsabilidad Civil

Hay diferentes tipos de pólizas cuyos precios varían en función de las coberturas contratadas. La mayoría de los seguros multiriesgo que ofrecen las compañías incluyen coberturas para:

  • daños del continente: cuando se producen daños ocasionados por incendio, agua, robo, etc.
  • daños del contenido: cuando es necesario reparar algún mueble, electrodoméstico, etc.

Sin embargo, ¿qué tenemos que hacer cuando provocamos un siniestro a un vecino? En este caso, si tenemos un seguro contratado, tendremos la garantía de cubrir la reparación del accidente que hayamos podido ocasionar.  A esto lo llamamos Responsabilidad Civil. En caso de que se pueda producir algún daño personal o lesión, las indemnizaciones podrían ser muy altas. Y por eso, algunos expertos aconsejan contratar un seguro con cobertura de Responsabilidad Civil de al menos 300.000 euros.

En caso de que seamos los damnificados y nuestro vecino no tenga un seguro, siempre podremos recurrir al servicio de defensa jurídica, donde la compañía es la que se encarga de arreglar el accidente y de reclamar los daños a la parte contraria. Si no tenemos ninguna póliza, tendríamos que afrontar el coste de un abogado para reclamar los daños ocasionados por él.