Proptech, la revolución del sector inmobiliario

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

La mejora de la economía y el crecimiento de las operaciones de compraventa de inmuebles han permitido que el sector inmobiliario en España esté viviendo una etapa de recuperación y, sobre todo, de renovación. Es en este marco en el que surgen las proptechs pero, ¿qué son exactamente este tipo de empresas? ¿Cuáles son las claves de su éxito y los principales retos que debe afrontar el sector? Para dar respuesta a todas estas pregunta, el pasado 13 de diciembre se dieron cita en Madrid diferentes expertos del sector en el marco del Foro Innovando en el sector inmobiliario, organizado por El Español.

Las nuevas tecnologías han permitido que los modelos de negocio de las empresas hayan ido adaptándose a los tiempos y los cambios de la misma sociedad. Las oportunidades y vías que abren estas nuevas herramientas digitales permiten contactar y ofrecer al cliente de una manera más sencilla, rápida e inmediata sus productos y servicios. “El perfil del usuario ha cambiado, su demanda ha cambiado. El cliente quiere conocer el precio desde su dispositivo y el proptech facilita este proceso permitiendo conocer en todo momento, y sin desplazarse, toda la información, lo cual ayuda en el proceso de decisión de compra”, señalo el CEO & Cofundador de ViewTek, Miguel Sánchez Moreiras.

Las proptech son una tendencia que se originó en Reino Unido en 2014, derivada de property technology, como respuesta a la demanda de los usuarios de disponer de acceso al proceso de compraventa desde sus dispositivos electrónicos, por una parte, y, por otra, a la necesidad de adaptación del sector a las tecnologías 2.0 para poner en valor sus activos a través de nuevos canales de comunicación, además del tradicional de las oficinas de venta de inmuebles.

Big data, machine learning, realidad virtual, realidad aumentada, portales de Marketplace… El abanico de posibilidades de iniciativas proptech que han ido surgiendo desde entonces es amplio y con grandes expectativas de crecimiento, a juicio de los expertos del sector.  “Actualmente, el 44% de los procesos en el sector inmobiliario se pueden digitalizar y automatizar para ahorrar costes. Las nuevas tecnologías han de permitir que sea el cliente quien decida dónde, cuándo y cómo quiere que sea su casa”, indicó Alberto Fernández-Aller, experto en Proptech de Asprima.

En España, un ejemplo dentro del sector es el portal Idealista. Su director de Operaciones, Daniel del Pozo, hizo hincapié en la idea de que “la tecnología ha de adaptarse a las preguntas tradicionales de promotores y consumidores, permitiendo dar una respuesta inmediata y que el mismo proceso se pueda realizar desde la comodidad de tu smartphone”.

Una revolución tanto interna como externa

Pero los expertos destacan que estos cambios no solo afectarán a la relación entre los diferentes actores del sector y sus clientes, sino que podrá mejorar los procesos internos en todas las fases de los proyectos que se lleven a cabo, desde el diseño de la vivienda hasta la compra de terrenos, pasando por la gestión de documentación o la aprobación de las operaciones. Permitirá una revolución en todas las fases de la compraventa, diseño y construcción de la vivienda, otorgando información y respuestas en tiempo real. La aplicación del Big data o el blockchain facilitará y acelerará todos los datos relativos a los activos en gestión, haciendo todos los procesos más transparentes de cara al cliente, que podrá compartir y valorar su experiencia en los diferentes canales digitales. “La multicanalidad y la reputación procedente de la opinión generada por los consumidores es fundamental para poder decantar la venta a través de tu portal”, destacó el director de estrategia, desarrollo de negocio y consultoría de Solvia, Guillermo Estévez.

Viviendas prefabricadas y tecnológicas. Una nueva manera de construir

La incorporación de las nuevas tecnologías está aumentando la demanda de los clientes de un mayor control sobre la vivienda que van a comprar. Por ello, en los últimos tres años las solicitudes de presupuestos de casas prefabricadas han aumentado un 40% en España, según los datos de Habitissimo. Para los expertos, este tipo de construcción es el futuro del sector inmobiliario. “Es el siguiente paso. La prefabricación ofrece mayores posibilidades. La construcción in situ tiene los días contados”, señala Miguel Sánchez Moreiras.

Gracias a las nuevas tecnologías proptech, los consumidores pueden conocer todos los detalles de la vivienda para configurarla y crearla durante el proceso de construcción, con objeto de tener un diseño previo que se ajuste a sus necesidades e incorporar diferentes características de IoT como pueden ser enchufes para coches eléctricos, asistentes virtuales que controlen las diferentes estancias o sistemas de seguridad conectados directamente al Smartphone. “Hay que eliminar la idea dentro del sector de que la prefabricación es más cara. Esto se ahorrará en posteriores procesos como transporte, creación o materiales, por lo que va a beneficiar finalmente a todas las partes”, afirmo Alberto Fernández-Aller, de Asprima.

Todos los participantes coincidieron en señalar que el sector inmobiliario está atravesando un proceso de revolución en el que es fundamental unir todas las tecnologías para crear una cadena de valor y que los profesionales sean capaces de entender la utilidad que puede suponer tanto para empresas como para clientes.