El sector inmobiliario asiste a un nuevo cambio de ciclo

MaloRegularBuenoMuy BuenoExcelente (Valóralo)

Por fin podemos confirmar que nos encontramos ante el comienzo de un nuevo ciclo para el sector inmobiliario, consiguiendo dejar atrás la recesión y consolidando su crecimiento. Así lo afirma el informe Situación Inmobiliaria España, creado por BBVA Research y el área Real Estate de BBVA.

En la publicación se recoge que el regreso de la financiación al sector está siendo clave para su regeneración, facilitando tanto la expansión de la demanda como la vuelta de la construcción de vivienda.

Del mismo modo, se indica que 2015 está siendo el año de la recuperación de la actividad constructora. Se espera que la edificación tenga una contribución positiva al crecimiento del PIB en 2015 por primera vez desde 2007. Además, para el 2016 las previsiones son todavía más favorables, consolidándose el crecimiento e impulsando la demanda residencial.

SITUACIÓN ACTUAL: ASCENSO DE LA ACTIVIDAD

A lo largo del presente año se está viendo cómo el ascenso de la actividad en el mercado está tomando forma y consolidándose. Los datos que desgrana el informe indican una mejora significativa de la demanda y una estabilización de precios en lo referido al sector inmobiliario.

En este sentido, la publicación muestra cómo la venta de viviendas superará las 400.000 unidades en 2015 y seguirá la tendencia en 2016. Un cambio de tendencia que se inició en 2014 y se ha ido consolidando a lo largo de 2015. En los tres primeros trimestres del año, la venta de viviendas aumentó el 10% hasta alcanzar las 280.000 unidades. Este ritmo de ventas se acelerará en el cuarto trimestre.

En los años previos, el exceso de inventario y la delicada situación financiera de las empresas del sector eran los dos principales aspectos que estaban condicionando la recuperación de la actividad constructora. Hoy en día, el saneamiento que se ha experimentado, así como la reducción de costes y el descenso de la sobreoferta, han dado lugar a una situación más desahogada.

También se puede observar que en la actividad promotora existe una mejoría. Se confía en que el sector consolide su fase de crecimiento, apoyándose en el impulso de la demanda, la vuelta de la edificación residencial y la expansión del crédito. Lo que se traduce en un aumento del número de transacciones de suelo, un creciente número de promociones residenciales iniciadas y el regreso de la financiación hipotecaria al segmento promotor. En definitiva, una noticia optimista para la edificación en los próximos trimestres.

Igualmente, el informe aborda la situación familiar actual y determina que las familias no presentan una concentración de riesgo inmobiliario a la hora de adquirir una vivienda, pudiendo hacer frente al pago del préstamo hipotecario frente a condiciones adversas futuras.

¿CUÁLES SON LOS FACTORES QUE HAN SUPUESTO ESTA MEJORA?

Según Situación Inmobiliaria España, los factores que han potenciado la mejora son:

  • La recuperación del mercado de trabajo: el número de personas que se encuentra trabajando ha aumentado y todo hace pensar que crecerá en el próximo año. Esto supone un fuerte impulso para la demanda tanto de primera residencia como vacacional.
  • La renta de los hogares: la mejora en los ingresos de los hogares es un gran avance en la renta de las familias. De igual forma, hay que tener en cuenta que ha descendido la presión fiscal, lo que significa un alivio a los hogares y una ayuda a la inversión residencial.
  • Evolución de la riqueza en las familias: hoy en día podemos hablar de una evolución positiva en los mercados financieros, que junto con la estabilización de los precios residenciales, está permitiendo la recomposición de la riqueza de las familias.
  • Confianza de los consumidores: la mejora del empleo, la renta y la riqueza de las familias están contribuyendo a una visión más optimista por parte de los consumidores.
  • Formación de nuevos hogares: desde el inicio de la crisis se han formado en España un total de 1,9 millones de nuevos hogares, dando lugar a unas necesidades todavía no satisfechas.
  • Compra de viviendas realizadas por extranjeros: la adquisición de viviendas realizada por capital foráneo creció el 38% y, en el primer semestre de 2015, el 11,7% en tasas interanuales.
  • Estabilidad en los mercados: la rebaja de la prima de riesgo y la puesta en marcha de una política monetaria más expansiva por parte del Banco Central Europeo dio lugar a un notable descenso de los tipos de interés, que se ha prolongado hasta después del verano de 2015.

2016: EL AÑO DEL CRECIMIENTO

Tras siete años de crisis en el sector inmobiliario se atisba la luz al final de túnel, ya que para el 2016 las perspectivas son todavía más favorables. Se prevé que el sector deje atrás definitivamente la recesión y consolide su fase de crecimiento, apoyándose en el impulso de la demanda y la vuelta de la edificación residencial en un escenario de expansión del crédito.

Las previsiones para el próximo año hablan de la generación de un millón de empleos netos, que supondrá un fuerte empujón para la demanda residencial, tanto de primera vivienda, como vacacional.

Después del riguroso análisis elaborado por el informe Situación Inmobiliaria España, vemos de manera clara y concisa la evolución de las principales variables del mercado inmobiliario español y su visión a corto plazo.

Se puede afirmar de forma rotunda que el sector de la construcción e inmobiliario no solo se está recuperando gracias a la financiación, sino que va a consolidar su fase de crecimiento en el 2016.

Accede al informe completo aquí.